Aceites y Lubricantes

Distribuidor de Aceite para tractocamión

Distribuidor de Aceite para tractocamión

Distribuidor de Aceite para tractocamión en Michoacán

Bienvenido una vez más a Tianguis Refaccionario Diesel, tu sitio de información sobre camiones y todo lo que necesitas para seguir operando en tu día a día, porque como bien sabrás, lo importante es el mantenimiento de los mismos, porque hasta el más pequeño error, podría costarte toda la unidad y poner en peligro al conductor.

Contamos con más de 30 años de experiencia en el sector y tu mejor opción, por excelencia, a la hora de necesitar un distribuidor de aceite para tractocamión, también con 2 sucursales físicas en la ciudad de Zamora, Michoacán, y ahora más cerca de ti.

La importancia de un cuidado constante

A diferencia de un vehículo común y urbano, que funcionan a base de gasolina, tiene entre 4-8 cilindros y te permite viajar con la familia y amigos, los camiones a diésel son un mundo aparte, ya que estos tienen diferente consumo y peso en cuanto a unidad.

Un automóvil puede que, si se avería, solo llamas a una grúa de tu ciudad (o donde te encuentres) y te rescaten de tu amargo momento, en la prontitud posible, ya que actualmente hay más en el mercado para esta índole, pero, ¿cómo sería en el caso de un tractocamión? Bueno, aquí es más tardada la solución porque depende del tipo de grúa y si esta se encuentra disponible en tu sector, porque tanto como puede que estés en la capital como un municipio, tu suerte dependerá de quién sí tenga para dar por resuelto tu problema.

Entonces, ¿qué relación existe en tener un buen distribuidor de aceite para tractocamión y la importancia del cuidado de la unidad? Hay muchos factores o puntos a implementar, pero veamos el caso específico de la lubricación.

Antes de saber cuál es el motivo para contactar a un distribuidor de aceite para tractocamión, debemos plantearnos: ¿Cuál es el objetivo del aceite? ¿Por qué no solo es agua?

Para entender la diferencia del aceite y el agua, debemos recordar al alcohol (etílico). Este tiene un estado de congelación de -114°C y en cambio el agua lo alcanza a los -4°C. Ahora bien, usamos el aceite en los vehículos debido a que, su estado de ebullición es entre los 180-280°C (dependiendo de la viscosidad, densidad, compuesto, etc.) y también, por la misma razón que, dentro de la unidad, se mantiene entre los 95-105°C, entonces, ¿qué pasaría si usáramos agua? Esta se evaporaría casi al instante porque alcanza este punto de líquido a vapor a los 100°C.

¿Y con esto ya podemos acercarnos con un distribuidor de aceite para tractocamión? No, porque tenemos que entender otro factor, ¿por qué se usa? Si ya sabemos que es por su alta temperatura en ebullición, pero, ¿cuál es otro de los motivos? Su lubricación constante y la reducción de fricción entre dos metales o piezas.

Si chocáramos un metal con otro, veríamos que: O se rayan mutuamente (o solo uno), o sueltan chispas (y se desprenden ciertas partículas o secciones). Esto se debe a una tabla de dureza de Rockwell, que, dependiendo el material, uno será más “fuerte” que otro.

Llevándolo a un terreno más sencillo y de lo común: el aceite permite que no haya desfases o desvíele alguna sección de tu motor, permitiendo que así puedas seguir operando sin ningún problema y, superar incluso la vida útil que te dan en las agencias, ya que, con un correcto cuidado, podrás tener más tiempo con tu unidad.

Entonces, entender esto es prevenir accidentes, no cumplir con entregas y costos altos al retener tu camión en algún taller o a mitad de la carretera.

No se trata solamente de encontrar tu distribuidor de aceite para tractocamión designado, sino, hacer una buena inversión para el futuro, donde lo que está en juego es tu unidad y empresa.

¿Estás listo para sentir la calidad de buenos aceites y lubricantes? Porque en Tianguis Refaccionario Diesel contamos con PEMELUB, nuestra línea oficial y exclusiva para ti.

Si te interesa conocer más, te invitamos a que nos visites, escribas o llames. Porque siempre estamos al pendiente de ti y tus necesidades y ahora a un clic de distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *